martes, 18 de marzo de 2014

Tomar agua adelgaza


Tomar agua adelgaza, así lo aseguraron científicos del Centro Universitario Médico de Berlín Alemania, como resultado de una investigación reciente.

El estudio realizado muestra que el incremento en el consumo de agua, en conjunto con la implementación de una dieta hipocalórica, ayuda a bajar de peso. El echo de que tomar agua adelgaza se atribuye principalmente a que produce una mayor sensación de saciedad (disminuyendo así la ingesta de alimentos) y a la aceleración del metabolismo que conlleva.

Según Muckelbauer, tomar agua adelgaza "debido a la termogénesis inducida por el agua". “Aunque todavía no está bien estudiado”, explica la investigadora, “el simple hecho de beber agua podría aumentar el gasto energético de nuestro cuerpo”: o sea vendría a surgir el efecto de los alimentos adelgazantes. Davy explica que un estadounidense medio bebe al día entre 400 y 500 calorías, y reemplazar éstas con agua es siempre una buena idea, para lograr dietas rapidas y efectivas para bajar de peso.

Aunque los estudios experimentales citados por Muckelbauer sugieren que tomar agua adelgazano todas las investigaciones analizadas por los científicos alemanes demuestran que las personas que beben más agua están más delgadas. Es mas, algunos estudios revelan que las personas obesas o con sobrepeso beben más agua que las personas con un peso normal.

Sin embargo Brenda Davy profesora de la Universidad de Virginia Tech en los Estados Unidos, quien ha dirigido algunos de los estudios que aparecen en la revisión alemana ha explicado que, pese a que “no tenemos evidencias concluyentes que indiquen que tomar agua adelgaza (bebiendo en mas cantidad), "hay otros beneficios que tenemos que tener en cuenta para aumentar nuestra ingesta”, como menos posibilidades de desarrollar diabetes y menos posibilidades de proliferar piedras en los riñones.

Los estudios de las personas a dieta para bajar de peso o de mantenimiento, sugieren un efecto de reducción de peso con el mayor consumo de agua , mientras que los estudios en la población general de peso mixta (que no realizan dieta alguna) arrojaron resultados inconsistentes. La evidencia de esta asociación sigue siendo baja, sobre todo debido a la falta de estudios de buena calidad.

En conclusión, tomar agua adelgaza solo si la mayor ingesta de esta es acompañada por una dieta de mantención o disminución del peso corporal. Por el contrario si el mayor consumo de agua no va acompañado por una dieta, no surge efecto sobre la disminución del peso de la persona, pero aún así es muy beneficioso para prevenir diversos trastornos como la proliferación de piedras en los riñones. Vea además adelgazar comiendo, donde encontrará información complementaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario